top of page
Buscar
  • Foto del escritorIram Cabrera

Marion Reimers y el Fútbol Femenil

En mi casa se vive de deportes, se desayuna, come y cena viendo medios deportivos, desde niña tuve cercanía al futbol, me encantaba verlo y practicarlo, mi abuelo salía a jugar conmigo y de cierto modo me entrenaba porque yo decía que mi sueño era ser jugadora profesional del Club América, recuerdo que un día, mi abuelo me dijo que eso jamás pasaría, porque el futbol profesional “no era para niñas”.

Entendí que ser futbolista profesional era algo inalcanzable, por lo que busqué lo más cercano y así llegué al periodismo deportivo, sin embargo, al ver la televisión veía mucha presencia masculina, y la poca presencia femenina no parecía tener la misma relevancia e importancia.

Me di cuenta de que a las mujeres no se les tomaba en cuenta, sus comentarios eran minimizados, ignorados e incluso sus compañeros se burlaban en repetidas ocasiones de lo que ellas comentaban.

En la escuela, como si se tratara de reproducir lo visto en la televisión, mis compañeros se burlaban de mí, no me tomaban en serio, incluso hacían los mismos comentarios que los periodistas deportivos les hacían a sus colegas. Incluso muchas veces llegaron a decir que hablaba de futbol por aprobación masculina.

Un día, prendí la televisión y en Fox Sports apareció una periodista, su nombre es “Marion Reimers”, estaba conduciendo el programa Central Fox, Marion no se vestía con vestidos entallados, no estaba excesivamente maquillada y tampoco hacía cápsulas sobre videos accidentados de deportes, Marion estaba haciendo periodismo deportivo de verdad y era tomada en serio por el público y sus colegas.

¿Quién es “La Reimers”?

Marion Reimers, una de las 100 mujeres más poderosas en México según la revista Forbes, es una periodista deportiva que se especializa en el futbol varonil y femenil, comenzó su carrera en el 2006 como redactora en la empresa Fox Sports Latinoamérica, gracias a su dedicación y su visible potencial, en 2007 comenzó a Foto tomada de: el sol de México trabajar como reportera y presentadora los fines de semana y en 2008 se convirtió en la presentadora titular de Central Fox.

En el 2017 comenzó a trabajar como analista y comentarista de los partidos de la LIGA MX Femenil, teniendo un gran éxito, pues en 2019 ya tenía el puesto de comentarista principal de estos partidos.

En ese mismo año, ya era comentarista de los partidos de la Bundesliga para Fox Sports México y Centroamérica, y fue condecorada con el premio “Revelación femenina en el periodismo deportivo” por el Instituto Superior del Periodismo Deportivo en Buenos Aires.

Ha tenido la oportunidad de cubrir eventos de gran importancia como: Los Juegos Olímpicos 2012 y 2016, La Liga de Campeones de la UEFA 2015, 2016 y 2019 y La Copa Libertadores.

Actualmente es analista y periodista en la cadena TNT Sports donde cubre la UEFA Champions League.

De manera independiente, tiene y colabora en varios podcasts donde realiza entrevistas, reportajes y análisis sobre el futbol como: Las capitanas, futbol a muerte, Futvox femenil, Euro Futvox y Pioneras.

En los medios escritos también hay presencia de “La Reimers”, escribe artículos de opinión en el Washington Post, El País y The New York Times.

Su formación académica, además de deportiva, es cercana a las artes, ya que, además de la licenciatura en Comunicación por el Tecnológico de Monterrey y la Maestría en periodismo por la Universidad Torcuato Di Tella y el Diario de la Nación de Argentina, también estudió Historia del Arte y Fotografía en Florencia Italia.



¿Cómo se acercó a los deportes?


Foto tomada de: Actitud Fem En su libro, “Juega como niña” Marion cuenta que el acercamiento a los deportes comenzó gracias a sus papás que la impulsaron a practicar varias disciplinas como: natación, tenis, equitación, basquetbol, voleibol, futbol, handball, entre otras.

Habló de la importancia que tiene la practica de los deportes en materia de salud, en el desarrollo de habilidades sociales y creación de lazos afectivos, pues en los deportes se trabaja en equipo y de pequeño eso lo vuelve más divertido.

Resaltó que, el estar haciendo deporte la ayudó a tener una buena relación con su cuerpo, conocerlo mejor y borrarse las ideas impuestas por la sociedad de que las niñas deben de verse de una forma específica.

Al estar tan cerca de los deportes, Marion soñaba con ser deportista profesional, poder ganarse la vida haciendo lo que le apasionaba, sin embargo, con el paso de los años y al darse cuenta del contexto social, ese sueño de ser la protagonista de las historias se desvaneció y declinó por el periodismo deportivo.

Si bien, no era la protagonista, esta profesión le permitiría estar cerca de sus pasiones y poder narrar las historias de éxito y fracasos de terceros.

“Cuando era niña, yo escuchaba que era una lesbiana, marimacha, rara y no terminaba de encajar bien a bien en ningún lado”. Cuenta Reimers en una plática en el foro de TEDx Talks.

“Al crecer, me di cuenta de que no tenía ídolos deportivos cuando estaba creciendo, no porque no existieran, sino porque no me las presentaban”.

En dicho foro, mostró cifras escandalosas, pero nada sorpresivas, sobre la presencia femenina en los medios deportivos escritos, como por ejemplo que ninguna portada de las secciones deportivas era protagonizada por ninguna mujer, dejando en claro que la narrativa está protagonizada por los hombres y que cuando llega a protagonizarse por una mujer, el discurso gira en torno a ellos.

¿Cómo fue entrar al periodismo deportivo?

En una entrevista con Diego Zanassi, La Reimers platicó un poco sobre como fue entrar a trabajar a Fox Sports y el ambiente que se vive dentro del periodismo deportivo.

Se considera afortunada y acepta que tiene un privilegio encima de muchas otras mujeres, pues resalta la importancia de tener un mentor, un facilitador, los medios deportivos son lugares muy masculinizados donde la lucha constante es ver quien sabe más y tener un apoyo nunca vendrá mal.

No sólo el mentor es importante, también es necesario contar con redes de contención como la familia, colegas y amigos que nos encaminen. Recalcó que desde un principio hay que trabajar constantemente la tolerancia a la frustración y la perseverancia e incluso aceptar que llegarán momentos en los que dudes de ti y tus capacidades.

“…entender que todo lo que viene alrededor es ruido, y ese ruido no me sirve, no me suma, hay que desconectar eso y caminar hacia adelante”.

Al estar en un ambiente tan masculinizado y al haber crecido en un contexto patriarcal tan fuerte como el que se vive en México, es muy probable que cualquiera de nosotros pueda tener actitudes machistas y violentas, nuestra periodista no fue la excepción y gracias a la lectura del libro Trainwreck: The woman we love to hate, ¿mock and fear… and why? De Sady Doyle abrió los ojos y le cambió la perspectiva, “me explotó la cabeza, me hizo cuestionarme todo”.

Cuando se habla de las mujeres en el periodismo deportivo, se piensa que reciben un rechazo rotundo, sin embargo, en dicha entrevista comentó que no es así “…los machismos están mas velados, vienen cuando te mandan a hacer una guardia a las 3 de la mañana al aeropuerto, mientras que a tu colega hombre lo mandan a cubrir al equipo estelar, las talachas que nadie quiere hacer son las que te tocan”.

“Nunca te van a decir que no puedes estar, pero te la van a hacer más difícil”.

Respecto a los perfiles que los medios televisivos eligen para las periodistas, analistas y conductoras de sus programas, La Reimers comenta que es importante tener claro que “en todos los ámbitos de la vida las mujeres hemos sido utilizadas como adorno…ha sido considerada un elemento decorativo, de acompañamiento o de servicio”.

Cuando Marion saltó a la vista del público generó ruido, una mujer que no cumplía con el estereotipo general de todos los programas televisivos, no estaba presentando videos de accidentes graciosos en los deportes, tampoco estaba haciendo chistes referentes a alguna situación, estaba en el centro, sola, portaba un traje color azul marino y daba el resumen de lo que abordaría el programa Central Fox, uno de los más importantes en la televisión de paga.

Por esta razón, en sus entrevistas nunca falta que le pregunten que se sintió ser la mujer que rompió el esquema, el cómo llegó a romperlo, que conflictos enfrentó y que frutos cosecha de esa decisión, su respuesta es siempre la misma: “No hay que concentrarse en las personas, hay que mover el discurso a las estructuras”.

¿Cuál es el papel de la mujer en el periodismo deportivo?

Es importante resaltar que el que veamos poca presencia femenina, y, por tanto, pocos perfiles como los de Marion, no es un reflejo de que a las mujeres no les interese el deporte, o el periodismo, es, más bien, un ejemplo de que las personas encargadas de elegir a las periodistas siguen un modelo general que no ha cambiado con el paso de los años.

Un ejemplo de que el problema pudiera venir de las cadenas de medios y no de que las periodistas quieran seguir en este modelo, es que en la cadena de deportes TNT Sports, donde actualmente trabaja Marion, aparecen más colegas vestidas con un traje cómodo ejerciendo su profesión y esto no las vuelve menos interesantes ni menos profesionales.

La violencia y los machismos no se presentan únicamente en las tareas designadas a las mujeres, también se visibilizan a través de las reglas que siguen para poder mantenerse en “forma”, los cuidados tanto en comidas como el ejercicio a los que se someten no son los mismos que los de sus colegas hombres.

Esto no quiere decir que los hombres no se cuiden, pero las razones son diferentes y es a lo que habría que prestar mayor atención, mientras unos se cuidan por salud y gusto, las mujeres les suman a estos motivos la presión de mantener una imagen.

Aunado a esto, enfrentan la violencia del televidente, ese al que va dirigido el programa deportivo, que cree saberlo todo y al escuchar a la comentarista, conductora o periodista discierne de ella con el argumento de “tu no sabes nada porque eres mujer” o “no sabe, no ha practicado de manera profesional” y rematando con “sólo está ahí porque es guapa”.

Este tipo de comentarios reflejan una contradicción del televidente, pues se supone, o al menos eso creen los encargados de la toma de decisiones, que tener a mujeres guapas, con buen cuerpo en los programas deportivos los mantendrá atentos y contentos, sin embargo, cuando opinan, piden que las quiten, que no aportan nada, pero si aparece un perfil diferente, la critican por “fea, lesbiana”, entonces, ¿Qué quiere el televidente?

El deporte y la mujer ¿Rivales?

Retomando el principio de este reportaje, yo recuerdo que desde que pequeña me dijeron que los deportes no eran para niñas, mucho menos los que eran de contacto, yo tenía que verme bonita y comportarme de buena manera.

Mi realidad, asumo, es muy parecida a la que vivieron y desafortunadamente viven muchísimas niñas, no sólo en México, sino en el mundo, esta narrativa ha hecho que el deporte y las mujeres vivan en una rivalidad inventada, pero incrustada en nuestras sociedades.

En su libro “Juega como niña” publicado el 15 de abril de 2021, la periodista brinda una herramienta a las niñas, jóvenes y mujeres sobre los deportes que se pueden practicar, desmiente los mitos absurdos como el que la menstruación es enemiga a muerte del deporte y el que nuestro cuerpo no tiene tanta resistencia como el del sexo opuesto.

A manera de motivante y con la intención de brindarle a las nuevas generaciones lo que a muchas se nos negó, nos presenta historias de mujeres deportistas a lo largo de la historia, donde narra los obstáculos y logros que consiguieron ejecutando su deporte.

En una entrevista que le realizó Ricardo O’ Farrill con motivo de la presentación de su libro, dijo: “A las mujeres no nos enseñan a practicar deporte, nos enseñan a hacer ejercicio para verte buena, o para irte a la playa, o para ponerte un bikini, para satisfacer la mirada masculina”

“A mi parecer, el deporte tiene que ser lúdico, de salud y todo lo demás es una consecuencia lógica, lo estético no puede ser el único fin del deporte”.

En su libro, también desmiente que las mujeres somos las peores enemigas de las otras mujeres, que no podemos estar juntas, demuestra que el deporte es un buen camino para desempeñar el trabajo en equipo, el compañerismo, en palabras de Marion “no hay nada mas sororo que el deporte”.

Y tal vez piensen que estoy siendo injusta, pues hay muchos deportes donde las mujeres son las protagonistas, son televisados e incluso con un buen raiting, y están en todo lo correcto, pero también les desnudaré la cruda realidad del porqué pasa eso.

Como la Reimers lo comentó en un foro, cuando una mujer llega a ser protagonista del deporte es siempre bajo la mirada de lo masculino, y deportes como el voleibol de sala y playa, el patinaje artístico, la gimnasia, el tenis, y el nado sincronizado, son deportes dominados por la mujer, pero donde se exhibe su cuerpo de manera grotesca y sin ningún sentido deportivo.

Mientras tanto, deportes como el basquetbol femenil, el tenis, tiro con arco, por mencionar alguno, no son del agrado del público pues, como Marion dijo “cuando a las mujeres se nos retrata practicando deporte por sublevación personal y no para la satisfacción del otro no es de interés público”.


¿Cuál es la importancia del periodismo deportivo?

Cuando se habla de periodismo, se cree que el único que importa y puede fungir realmente como un agente de cambio social es el político-social, sin embargo, nos olvidamos de que el oficio del periodismo, solo, sin una especialidad, es una especie de transporte al cambio.

Su función es investigar, llegar al fondo de las cosas para darlas a conocer a un grupo de personas y así brindarles la oportunidad de formar un criterio propio con todas las herramientas posibles, desafortunadamente, el periodismo está viciado, y el deportivo aún más.

En una entrevista para Apuntes de Rabona, se le preguntó a Marion “¿Cuál era el principal vicio del periodismo deportivo en México? Su respuesta fue “es no entender la importancia y profundidad de la profesión que está desempeñando”.

Recalcó que al periodismo deportivo mexicano le hace falta “menos show bussines” y más historias coyunturales, historias que envuelvan problemáticas sociales, políticas y económicas, porque “tenemos que dejar de creer que el periodismo deportivo se queda dentro de la cancha, el deporte es el vehículo en el que se reflejan muchísimos aspectos del mundo”.

La Reimers, contrario a lo que creen los jefes de redacción, no cree que este tipo de historias no vendan, e incluso, considera una ofensa al público que se le asuma de ignorante y estúpido.

Cuestiona el actuar de la gente que toma las decisiones, y considera que eso no va con la ética del periodista, pues un buen periodista, primero “debe deconstruir y empezar a entender sus propias perspectivas, su propia subjetividad” para poder interpretar y transmitir lo que pasa en las calles.



¿Cuáles son las problemáticas del periodismo deportivo?

En el afán de querer captar la atención del público, aumentar el raiting y las ganancias económicas, a los jefes de redacción, directores, e incluso narradores y comentaristas, se les ha olvidado el objetivo de su trabajo.

En el caso de los comentaristas, ya no se preocupan por aportar datos, ahora, como lo hacen Martinolli y Luis García, su trabajo se basa en mofarse de los jugadores, público, técnico y algunas veces de ellos mismos.

La Reimers difiere de esa manera de trabajo, pues considera que el verdadero trabajo de un narrador y comentarista es “facilitar, y acompañar al espectador, la protagonista no soy yo, es el juego”.

De igual manera, es importante que los comentaristas entiendan que se dirigen a un público masivo, donde hay gente con todo tipo de preparación académica y cultura popular, no pueden hablar con tecnicismos.

Respecto a esto Marion dice “puede haber niñas y niños iniciándose en el deporte, y es por eso es necesario que a veces se expliquen cosas que podrían parecer básicas como un fuera de lugar, y a veces la gente se enoja por esas cosas”.

Como lo menciona en una cápsula para Apuntes de Rabona, el nacionalismo y el futbol están altamente relacionados, el futbol ha sido el escenario perfecto para levantar la dignidad de todo un territorio, como lo fue el gol de Maradona contra los ingleses en la semifinal de México 86 fue una especie de revancha por el conflicto de las Malvinas, o en el caso de El Salvador y Honduras que el partido culminó en una Guerra.

Este intenso nacionalismo, a veces puede caer en un discurso violento que podemos ver reflejado en el lenguaje deportivo, “el capitán”, “el mariscal”, “la batalla”, “sus mejores armas”, son algunas de las expresiones que escuchamos constantemente cuando se habla de un equipo o enfrentamiento deportivo.

Desafortunadamente, estas no son las únicas expresiones violentas que se escuchan, también es común que, tras una goleada a otro equipo, algunas personas digan “nos los cogimos”, “les dimos una violada”.

Y es importante que los medios deportivos, y los periodistas entiendan que reproducir la relación del deporte con la violencia va más allá de un juego, pues el discurso llega a millones de personas y pudieran estar mandando un mensaje erróneo que tiene como resultado episodios violentos en las tribunas como el último ocurrido en el estadio de La Corregidora, Querétaro, en el partido contra el Atlas.

Ese es un claro ejemplo de que el periodismo deportivo si tiene la capacidad de influir en las personas y no es que se le este responsabilizando por completo de lo ocurrido, pues es visible que hay un contexto de descomposición social que explica lo ocurrido ese día, si es importante resaltarlo, pues muchas veces, los mismos periodistas demeritan su influencia y su alcance, y por lo tanto no se hacen responsables de la fuerza de sus palabras.

Cómo ejercer un buen periodismo deportivo

La primera recomendación que Marion dio en su entrevista con Ricardo O’ Farrill, fue que primero estudiaran periodismo y luego especializarse, ya que estudiar la carrera les dará muchas herramientas que podrán complementar después con la especialidad, principalmente, los llenará del lado humano de la profesión.

La segunda fue que estudiaran otros idiomas, para ella, el conocimiento es de las cosas más importantes, y al tener la capacidad que tenemos como seres humanos, es un desperdicio limitarse sólo a una lengua, hablar otros idiomas te abre panoramas y oportunidades inimaginables.

El tercero y el más importante es que se comprenda, desde un principio, que este oficio no es para ti, no se trata de que seas la protagonista o el protagonista de la historia, este oficio es para el público “nos debemos a la gente”.

Recalcó que siempre se debe cuestionar “si el problema soy yo o es el entorno”.

Para finalizar con la entrevista, Marion citó a Kapuscinski “No puede ser periodista el que no es buena persona”.

¿Cómo fomentar el gusto por el deporte en las niñas?

El feminismo nos ha permitido hacer muchos cambios, simplemente en nuestro país ya hay una liga profesional de futbol femenil (LIGAMX femenil), aunque las condiciones en las que trabajan las jugadoras no son las idóneas y se sigue luchando porque alcancen la igualdad salarial y de atención a la de los varones, se admite que esto ha sido un gran avance.

Logros como este han permitido romper la brecha que existe entre las niñas y los deportes, tener la oportunidad de ver a jugadoras profesionales en estadios grandes, llenos, ganando campeonatos, siendo por primera vez las protagonistas de las historias nos da una luz de esperanza de que algún día la inclusión sea enorme.

Inducir a las niñas al deporte traerá muchos beneficios sociales para el país, además de que alimentará el amor por las muchas disciplinas que existen y, por lo tanto, aumentará la cantidad de periodistas deportivas dentro de los medios de comunicación.

No se puede hablar de algo que no conoces y que no amas”.

Por nosotras, “tenemos que empezar a entendernos parte de la narrativa, de este discurso”.

Foto tomada de: Soyfutbol.com Es importante reconocer los logros de Marion Reimers, como que en el 2019 fue la primer mujer comentarista en una final de la UEFA Champions League, sin duda es un ejemplo de que los espacios están y se están abriendo, pero, citándola, “lo novedoso no se tendría que haber quedado en mí, se tenía que centrar en estudiar el que hay en las estructuras que permitió que esto se diera hasta el 2019”.

El libro “Juega como niña” es una guía, en palabras de la autora “un libro que me hubiera gustado tener” y concuerdo con ella, es un libro que debería estar en cada librero de niñas y niños, abre el panorama de una manera divertida y fácil de procesar, te motiva a salir y practicar deporte por gusto, por salud, no por lo estético, no por cumplir un estereotipo y esa, es la manera en la que se debe promover al deporte entre nuestras niñas y jóvenes.

Marion Reimers fuera de los micrófonos

Imagen tomada de: BEPOW

Es fundadora y presidenta de la fundación “Somos Versus” que es una organización no gubernamental que trabaja por la igualdad de género en el deporte en el periodismo.

Demostrando su apoyo al futbol femenil y que esta rama puede generar dinero y por lo tanto debe recibir mayor apoyo, respeto e importancia por parte de los dirigentes y medios de comunicación, en mayo de 2021 se unió a los inversionistas minoritarios del Washington Spirit.

De los logros más importantes, fue que en octubre de 2021 fue nombrada Embajadora de Buena Voluntad de ONU Mujeres México, como parte de su compromiso con la promoción de la igualdad de género, el empoderamiento y la eliminación de la violencia contra las mujeres y niñas en los medios de comunicación.

Marion es un ejemplo no sólo para las que aspiran a ser periodistas deportivos, también para las niñas que quieran romper el esquema dentro y fuera del deporte, el periodismo en general, necesita más periodistas como Marion.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page