top of page
Buscar
  • Foto del escritorIram Cabrera

Los Remedios: un lugar histórico en el olvido

Por: Iram Martínez



A 50 minutos del centro de la Ciudad de México se encuentra un pueblo llamado “Los Remedios”, este lugar absorbido por la marcha urbana creciente en la zona conurbada de la capital sobrevive a los obstáculos generados por la sobrepoblación y el abandono gubernamental.

Está ubicado en el municipio de Naucalpan de Juárez a 15 minutos del palacio municipal, se puede llegar en carro entrando por periférico y en transporte público desde el metro cuatro caminos.


Los Remedios esconde entre sus calles una historia magnífica que se remonta a la época prehistórica y de la conquista española, pues, fue un sitio de suma importancia por su ubicación.

Primeros habitantes

Es hora de retroceder unos cuantos años para conocer los inicios de este pueblo. La cultura Tlatilca es el primer registro de habitantes de Naucalpan, se asentaban en lo que hoy son Los Cuartos, San Lorenzo Totolinga, la zona alta de San Francisco Chimalpa y el centro de Naucalpan y se remontan a 1,400 a.C. al 700 a.C. aproximadamente.

Existen diferentes significados para la palabra Tlatilco, pero todas coinciden en que nace del náhuatl, uno de los significados es “Lugar de las cosas ocultas”, este es el reconocido y aceptado por el gobierno municipal de Naucalpan de Juárez.

Pero, también se dice que significa “en el montículo” y “lugar de tierra negra”, al igual que en el anterior, la palabra es de origen náhuatl.

Esta importante civilización es reconocida por su trabajo en figuras de cerámica, la caza y la práctica de la agricultura por su cercanía con los ríos Totolica, Hondo y Los Remedios.

Con la llegada de los españoles y la conquista de los territorios, esta zona fue nombrada San Bartolomé Naucalpan, la palabra Naucalpan proviene del náhuatl y significa “lugar de los cuatro barrios”.

La exploración arqueológica en el municipio ha sido muy complicada por el crecimiento urbano excesivo y veloz al que ha sido sometido durante años y la falta de inversión e interés por parte de los gobiernos municipales y estatales.

Sin embargo, los hallazgos han demostrado la importancia de esta civilización predecesora de las culturas Teotihuacana y Mexica. Puedes admirar estas piezas en el Museo Tlatilca ubicado en Periférico a espaldas del palacio municipal de Naucalpan.

Importancia de la Virgen de Los Remedios en territorio Azteca

La historia oficial y reconocida por el municipio y por la iglesia católica cuenta que Juan Rodríguez Villafuerte fue el encargado de traer la figura a tierras mexicanas. Este personaje era un soldado que acompañaba a Hernán Cortés en su expedición por el nuevo mundo.

Es importante resaltar que esta imagen es la más antigua en todo el continente americano, está hecha de madera estofada y tiene una altura de 27 cm.

A su llegada, Hernán Cortés y sus hombres fueron recibidos por Moctezuma quien los hospedó en su palacio, esta situación Cortés la adjudicó como milagro a la Virgen de los Remedios y la colocaron en el Templo Mayor de los Aztecas.

En esta época hay registro de la existencia de una sequía en tierras aztecas, misma que fue atribuida a la Virgen por parte de los indios, Hernán para proteger la imagen religiosa propuso la oficialización de una misa para atraer las lluvias.

El día que la misa se llevó a cabo cayó un diluvio, lo que provocó que se le nombrara patrona de la ciudad, pues la lluvia fue considerada un milagro.

Su estancia en la cima del Templo Mayor fue corta, pues cuando los indígenas se rebelaron y surgió la conocida “Noche triste” esta pieza fue retirada por Rodríguez Villafuerte.

Es aquí donde se revuelve un poco la historia y surgen variantes de cómo la Virgen llegó al lugar donde fue encontrada.

Reaparición de la Virgen

Para contar esta parte de la leyenda es importante aclarar que existen dos versiones de la noche triste y una de ellas da el origen a la leyenda de la fundación y nombre del pueblo ubicado en Naucalpan de Juárez.

Ambas versiones son defendidas por diferentes historiadores que se han esforzado en la reconstrucción de este periodo histórico.

La versión que corresponde atender es la que cuenta que el verdadero árbol de la Noche Triste se encuentra ubicado en lo que hoy es el cerro de Los Remedios en Naucalpan de Juárez y que fue esa misma noche cuando la figura de la Virgen fue escondida en aras de protegerla.

El lugar en el que decidieron esconder tan sagrada figura fue en el cerro de Otocanpulco, que significa “donde abundan los otomíes”, hoy conocido como Los Remedios, es debido a la importancia de la Virgen y su origen español que algunos historiadores aseguran que este sitio fue el verdadero lugar de descanso de los soldados sobrevivientes aquella noche.

Para que la figura fuera descubierta tuvieron que pasar aproximadamente 20 años, el que la descubrió fue un indio de nombre Ce Cuauhtli, quien cambió su nombre a Juan Tovar del Águila al convertirse al cristianismo.

Aquí encontramos otra variación en la historia de quien fue el encargado de proteger y esconder la figura religiosa, pues este individuo aseguraba haber sido él que la rescató del Templo Mayor para luego esconderla y protegerla, también aseguraba escuchar una voz que le pedía que la buscara. Toda esta información fue rechazada por los Franciscanos.

Por temor a que lo castigaran, decidió ignorar el descubrimiento, desafortunadamente enfermó y en su punto más grave la Virgen se apareció para curarlo, como agradecimiento, Juan fue por la Virgen y la resguardó en su hogar donde le hizo un pequeño altar para venerarla.

Construcción de la Basílica de Los Remedios

La basílica como la conocemos ahora se edificó hasta 1575, 55 años después de que la escondieran y 35 años después de ser descubierta.

El templo se construyó con la autorización de las autoridades religiosas quienes no concibieron que una figura tan representativa e importante no tuviera un lugar digno para su veneración.

Los materiales de construcción utilizados fueron piedra labrada y sus decoraciones son hechas de laminilla de oro de 24 kilates, el trabajo tardó un año en completarse.

A lo largo del tiempo ha sufrido remodelaciones y trabajos de conservación, de igual manera sus alrededores han sido modificados para albergar a los miles de fieles que acuden a visitarla año con año.

La imagen original permanece en el templo y se exhibe en el salón principal cada 1ro de septiembre para que los fieles puedan tocarla, tomarle fotos y cantarle las mañanitas con mariachi.

Actualidad del templo

Considerada en algún momento como la máxima patrona de la Ciudad de México debido a sus milagros, Nuestra Señora de Los Remedios tiene miles de fieles que se dan cita cada 1ro de septiembre para rendirle tributo a la virgen.

En estos festejos convergen las demostraciones religiosas, españolas y prehispánicas, pues se reúnen grupos de danzantes de distintas localidades que ofrendan sus bailes como gratitud y respeto a su máxima cuidadora.

En dicha festividad, la Basílica recibe 10 mil visitantes aproximadamente, convirtiéndose así en una entrada económica y una actividad turística importante que sobrevive a pesar de la difícil situación de inseguridad y violencia que enfrenta el municipio.

El municipio de Naucalpan de Juárez es hoy el segundo centro urbano más peligroso de todo México y el primero en el Estado de México de acuerdo con un estudio del Instituto de Estadística y Geografía (INEGI).

Apostar por la inversión en el sector cultural y de rescate de zonas históricas importantes como el Parque Nacional de Los Remedios, el cuál se compone del bosque y la Basílica representaría un avance importante para la recuperación del tejido social de dicho municipio y un mejor aprovechamiento de estos espacios para su explotación en beneficio de las y los naucalpenses.

La Basílica de Los Remedios, un lugar detenido en el tiempo entre el caos de la urbanización excesiva, la violencia y la desatención del gobierno.


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page