top of page
Buscar
  • Foto del escritorIram Cabrera

¿Cómo trabajan los bomberos de Naucalpan?

Un domingo por la mañana, Luis Fernando de 19 años, voluntario del cuerpo de bomberos, Bruno, comisionado durante 2 años y Octavio, bombero con 17 años de experiencia, se han dado un tiempo para platicar sobre las implicaciones de su trabajo y los problemas que enfrentan en él.

Desde atender llamados por incendios en casa habitación, industriales, forestales, fugas de gas, enjambres y accidentes automovilísticos, por mencionar algunos, hasta recuperar cuerpos de ejecuciones por la violencia predominante en el país, los bomberos de Naucalpan trabajan 24 horas con la incertidumbre de si recibirán su pago o no.

La falta de pago se ha vuelto un problema que ocurre de manera recurrente cada 3 años y que los ha obligado a tener alternativas para poder cubrir la entrada económica, por lo que la mayoría de los bomberos tienen otras actividades que son posibles gracias a los turnos que manejan. Tienen 3 turnos y consisten en que una cuadrilla trabaja 24 horas y descansa 48 horas.

La falta de pago es la punta del iceberg en las carencias que tiene el cuerpo de bomberos, empieza por la falta de atención y apoyo en la comunicación y difusión de su trabajo por parte del gobierno, así como la poca participación de la sociedad, ya sea por falta de información o por desinterés en general.

A estas se le suman la falta de personal, suministros para la comida de los trabajadores y voluntarios, falta de combustible, herramientas, mantenimiento de las unidades y de las 4 estaciones que cubren el municipio que son: Satélite, Tecamachalco, Lomas Verdes y la Estación Central ubicada en Avenida de los Arcos no. 30.

Gobierno y bomberos

La primera vez que experimentaron la falta de pago fue con la alcaldesa Azucena Olivares en el 2012, caso por el cual interpusieron una demanda que sigue en la fiscalía local sin ninguna respuesta, situación que los ha llevado a no proceder de manera legal en los siguientes casos.

La situación se repitió con la salida de Edgar Olvera en el 2018 y con la salida de Paty Durán en el 2021. En esta última los bomberos y otros funcionarios públicos decidieron manifestarse en la explanada municipal y en los carriles de periférico norte para exigir una respuesta de las autoridades.

Y como si no fuera suficiente, a todas las problemáticas ya mencionadas se le añade la burocracia interminable a la que se enfrentan cuando tienen que reportar la ausencia de su pago, que -según comenta Octavio- del día que levantan el reporte de la falta de pago, al día que les dan una “solución” pueden transcurrir hasta 6 meses y la respuesta es: “no hay dinero”, “me demandaron”, “estoy enterado de tu situación, pero no tengo nada que ofrecerte”.

Sin embargo, es importante recalcar que no todo ha sido negativo para los bomberos, pues Octavio compartió que Azucena Olivares les dio un aumento del 50% en el salario, situación que no se veía en muchos años, también compró equipo y remodeló la estación central de bomberos. “Después ya vinieron otros problemas, pero focalizado a nosotros nos benefició de cierta forma”.

Debido a esta falta de apoyo que hay por parte del gobierno, los bomberos están regidos por una Ley Estatal que fue propuesta por un diputado a petición de estos mismos para solventar las necesidades básicas a través de un patronato.

Para Octavio, no existe un político malo, y el trabajo que desempeñan se asemeja mucho con el de los bomberos, el cual es velar por la seguridad del ciudadano, aún así, admite que se han cometido errores, que quizá no vienen de la cabeza gubernamental, sino de la gente que esta abajo en la cadena y son los que no responden como deberían.

Ciudadanía y Bomberos

La ciudadanía se solidariza con los bomberos cuando estos comienzan a manifestarse, aunque la mayor parte del apoyo es moral y es valioso, se puntualiza que, si la ciudadanía se involucrara más, podría abonar a que esta situación deje de suceder.

La solidaridad que la gente tiene con el cuerpo de bomberos se da gracias a la actitud que estos manejan en la atención de desastres, Octavio ponía el ejemplo de un árbol caído, suponiendo que no hay motosierras, él siempre carga un hacha en su carro, acude al llamado y lo soluciona, lo primero que va a recibir son reclamos, pero después con calma explica la situación y la actitud de la gente cambia con ellos.

“Porque lo de menos es que yo le diga a mí no me dan y que quiere que haga, ahí es donde viene el cambio entre otros servicios públicos y nosotros y yo creo que esa es la gran diferencia, yo creo que si eso fuera hacía arriba habría mucha diferencia entre lo que es la política y como responderle a los gobernados”.

La sociedad apoya en calidad moral a los bomberos por lo que comentó Octavio, pero aún así existe muy poca o nula información sobre la labor de los bomberos y la importancia que tienen en salvaguardar la integridad de los naucalpenses, esta situación Octavio la relaciona con la falta de educación política.

La falta de educación política no solo se refleja en la poca participación en las urnas, también en que la sociedad no conoce y por lo tanto no exige sus derechos y no logra identificar cuando estos se vulneran como lo hacen al dejar de pagarle al cuerpo de bomberos que es el encargado de un sector importante de la seguridad ciudadana.

Aunado a la Ley Estatal, los bomberos apelan a trabajar la educación política de la sociedad, no sólo sobre su trabajo, sino sobre sus derechos y como defenderlos para darle argumentos y poder trabajar en conjunto en la construcción de un mejor gobierno.

Bomberos y vocación

A pesar de las adversidades a las que se enfrentan, aseguran que son mayores las satisfacciones que les da el poder brindar el servicio y ayudar a la ciudadanía “yo creo que es una chispita que uno tiene desde que entra a este tipo de servicios, no estamos aquí tanto por lo que nos paguen, eso puede ser relativo, sino por el servicio que hacemos y todo lo que esto conlleva”.

Si bien, se han nombrado las adversidades económicas y laborales a las que se enfrentan, es importante recalcar que no son las únicas, el trabajo que desempeñan los enfrenta a situaciones humanas difíciles para las que no están capacitados.

La primera vez que entran en contacto con los cadáveres es de las cosas más difíciles, esto aumenta cuando los lesionados o fallecidos son los niños “la capacitación aquí está enfocada en las habilidades, pero ya entrar en la parte del ser humano, hay ocasiones en las que llegan los familiares y es muy difícil comunicarles que es lo que pasó”.

Aunque se tiene la idea de que los bomberos se mantienen aislados de la violencia generada por el narcotráfico en el país, la realidad es que está más cerca de lo que se quisiera y pudiera pensar, la violencia ha escalado al punto de que atiendan llamados para recoger los cuerpos de ejecuciones.

Esta situación los pone a reflexionar sobre la ruptura del tejido social y la importancia de retomar el trabajo con los niños, Octavio, nostálgico, recuerda cuando los niños asistían a la estación por parte de la escuela y se les explicaba la labor e importancia del trabajo de los bomberos “aparte de ser bonito para ellos tiene un sentido cívico”.

Recuperar el trabajo con los niños, las capacitaciones y la difusión, son algunas de las propuestas que dan los bomberos no sólo para que la gente se politice y, por lo tanto, se interese en el manejo de los recursos, sino también como un método de prevención de accidentes, ya que, dicho por los bomberos, muchas veces esta información puede prevenir accidentes y salvar vidas.

Terminando la entrevista, los 3 integrantes del cuerpo de bomberos se despiden entusiasmados y retoman sus actividades para las 20 horas restantes de su jornada laboral.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page